Confesionario Geisha

Jul 06
 

Por: Motelesgeisha

En Geisha despertamos nuestros sentidos… Por eso queremos leer tus historias más divertidas, que compartas lo que significó para ti ese momento especial en el que empezaste a disfrutar a flor de piel tu sexualidad. La Doctora Manuela es una experta en temas de sexuales así que también podrá ayudarte a resolver esas dudas que están en tu mente. ¡Anímate a participar y diviértete!… Tal vez no solo a ti te ha sucedido 😉

 

confesionario moteles geisha


Hay 10 historias

Me ha gustado ir con mi esposa para celebrar nuestro aniversario cada 2 de julio, Excelente Servicio y decoración

Paola Andrea motato

Llevo con el más de tres años, pero nunca hemos sido más que amantes, fue uno de mis primeros hombres, es con el que he descubierto lo rico que es tener sexo, mientras el esta trabajando, llego yo hacerle compañía, nos damos besos desaforados de pasión , nos calentamos & llegamos hasta la oficina del jefe, & el escritorio es todo nuestro, nadie se da cuenta, ya que las camaras del lugar las maneja el, es una de las muchas veces, que hemos tenido sexo.

Pablo Alborán

Ella es una chica muy candente, de esas insaciables, que te llevan al pecado y en algún tiempo fue mi novia, ahora tengo esposa pero ella sigue ahí, y nos vemos a escondidas para liberar toda esa pasión que solo entre los dos se da. Nos deboramos en cualquier sitio cada que nos vemos en mi trabajo,en su casa, en la de una amiga en común. Y gime y grita cuando estamos juntos por qué se siente libre y querida

Con ella empece mi vida sexual y ella conmigo, de experiencia cero, pues eramos muy jovenes, adolecentes en furor sexual, pero juntos fuimos adquiriendo esa experiencia, recuerdo que mentiamos a sus padres sobre los lugares a los que supuestamente iriamos, para poder escaparnos a hacer el amor y creanme que eran casi a diario las escapadas, las hormonas alborotadas, no podiamos ni vernos, siempre queriamos estar el uno encima del otro. Por cuestiones de la vida nos separamos por mucho tiempo, cada uno tomo su camino y consiguio en la vida lo que quiso, pero por cosas del destino y luego de 16 años, nos encontramos de nuevo, volvimos a revivir esos momentos de sexo y placer que algún día tuvimos, pero esta vez con mas experiencia y creanme que era maravilloso y lo sigue siendo, ya que hoy en día es mi esposa, tenemos una linda familia, pero el sexo cada vez es mejor y sumandole el amor es una mezcla perfecta, cabe decir que seguimos como cuando eramos jovenes, las hormonas siguen igual y siempre queremos estar el uno encima del otro, lo mejor, no hay monotonia, todos los sitios son perfectos para estar juntos, desde la cama, la oficina, un parque, un motel… No es el sitio, es la persona con la que estes y yo estoy con la persona correcta….

En ocasiones vamos al río a trotar entre semana, por lo general esos días es muy solo, y ya saben, al verla a ella en esa licra tan seductora no hay forma de evitar las ganas de esconderse en los arbustos y cogerla en plena naturaleza, el miedo de que pase alguien en ese momento le da un toque de adrenalina que mejora las cosas.

Como un río en época de lluvias mis deseos de lujúria desembocaban con suprema fuerza. Era un Sábado en la noche, las reuniones familiares reemplazaban noches aburridas de televisión y ese dia no era la excepción, llegaban a casa mis tias y tios con sus respectivas hijas, pero habia una en especial, una que tan solo ver sus pronunciadas curvas y marcado abdomen y busto firme me generaban una erección instantanea sumada de una taquicardia, tiempo atrás ella y yo soliamos ser de esos “primos muuuuy cercanos”, de esos que se esconden para besarse y tocarse en lugares muy ocultos, su sonrisa me atrapaba por completo, siempre que la veo pienso pervertidamente en lo que le haría en una noche de pasión en un lugar especial, hacerla olvidar de que somos familia y que en ese instante nos consuma la pasión. Son deseos y sueños que sé que algún dia cumpliré, porque hemos estado cerca a las puertas de la lujiría, y sé que nos quemaremos de placer en una sola y agradable noche.

“Entre primos…más me arrimo”

Mis fantasías son tantas que si tuviera más correos personales escribiría varias historias, desde una pelirroja, de piel blanca y “tatuada hasta el culo” como dice el dicho hasta una japonesa con traje de Geisha y pies pequeños son tan solo algunas, pero la que más me ha gustado es de tener muy buen sexo con alguien mayor que yo, tengo 21 años y tuve 1 “amiguita” de 33 años estaba en mi servicio militar de auxi de Policia, me tocaba cuidar el puente de chipichape, en una noche conocí a una repartidora de volantes que tiene 35 años (hoy en dia), nos conlcimos, entre charla, charla y gusaneo intenso (lo cual no es raro en un auxiliar de policia) me acepta una salida, parecíamos mamá he hijo jajaja pero tener una mamá tan buena uy no no… comimos y bebimos algo, depués me le acerco a besarla y ella accede y ¡PUM! DÍ EN EL BLANCO, gemía entre cortado cada vez que mordía su lengua y labios. Despues de el beso ya para irnos le invito a que terminemos bien la cita, ella accede y nos fuímos a un lugar MUY BUENO que queda por la via Cali-Jamundí y no era ese que tenia nombre de cartas de poker… llegamos y con suma fuerza la tomé de su culo y la arrojé a esa enorne y comoda cama, seguido de un buen sexo oral y a quemarnos, desde ese dia mis gustos por las mujeres mayores se ha querido saciar mucho más, y sé que en una noche en ese mismo motel del que hablé saciaría mi fantasia.

Me encanta experimentar tanto asi q hasta en el mio cable lo hemos hecho xd

El otro día mientras estaba esperando a mi novia, quien se había ido a apoyar a su mejor amigo en la marcha del orgullo gay, me senté en un anden frente a una tienda y, como me suele suceder, terminé entablando dialogo con un grupo de señores que al menos me llevaban 10 años. Entre estos honorables adultos había una señora de casi 5 décadas, no tan despanpanante como muchas de su edad, pero era una señora interesante.

Físicamente tenia una cola preciosa y estaba de unos pantalones cortos que le dejaban lucir sus piernas y su cadera. Siendo un joven 14 años menor mantuve el respeto y la distancia, el caso fue que cuando menos cuenta me di estamos en una cantina tomando whisky y cerveza, bailando y besándonos como dos quinceañeros que piensan que el mundo se va a acabar.

Una cosa llevó a la otra y en un instante nos encontrábamos en casa de ella, besándonos y quitándonos la ropa, en ese momento el mundo no existía yo solo pensaba en quitarle la camiseta, desabrochar su brasier y quitarle la pantaloneta… los tragos no ayudaban mucho y el equilibrio nos llevó a caernos en la cama, ahí pude terminar mi labor y descender a su feminidad.

No se cuanto tiempo estuve ahí solo sentía sus manos sobre mi cabeza, su respiración acelerada y los gritos de que por fin la hiciera suya. Como pude me quité el pantalón, los zapatos casi no salen y entonces la penetre con todas mis fuerzas. Ahí sentí como se humedecía por completo y me pedía que la penetrara por todas partes.

Hubo besos, posiciones, la tuve en cuatro y tuve la oportunidad de apreciar su bello trasero, era enorme, candente, complaciente, increíble. jugamos en esa cama cuanto el licor que teníamos en la cabeza nos permitió. Me besaba, me mordía, me abrazaba, por un momento se me olvidó que era mayor y que mi novia quizá ya estaría llegando. Cuando terminamos, fue otro momento de magía, sentir como mientras yo me venía ella también y me mordía con más fuerza… ese fue el final, ella cayó dormida y yo me vestí y me fui, tenia que rendir cuentas pero gracias a una cerveza el aroma a sexo desapareció.

Fue una aventura increíble, pero que jamás podré aceptar.

Lo más chistoso fue un día que nos fuimos de escapada y la estábamos pasando muy rico hasta que mi novio me hizo un chupando en el cuello de la emoción y a lo que me doy cuenta le digo y empezamos como locos a buscar en internet ,cómo quitar un chupado rápidamente jajajaja y usamos hasta un cepillo de dientes como dos horas cepillandome el cuello y después pedimos hielo muy amablemente no lo dieron y menos mal se quitó jajajaja a alguien le ha pasado ??

Deja una historia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *